Get more info in info@asociacionversos.org

Follow us in:

facebook Linkedin Twitter

Home | News and Actuality | | Reclaman ante los tribunales 5,4 M€ al Gobierno de Aragón por sobrecoste de las obras del vertedero de Bailín

RSS de Versos

Reclaman ante los tribunales 5,4 M€ al Gobierno de Aragón por sobrecoste de las obras del vertedero de Bailín

06/14/2012

Las obras que anunció el Departamento de Medio Ambiente en 2009, adjudicaban la mayor obra de descontaminación de suelos en Aragón con un coste de 13 M€.

UTE Bailín ganó el concurso público que ofertó SODEMASA, empresa pública dependiente del Gobierno de Aragón, para la construcción de una Celda de seguridad para RP en el vertedero de Bailín, en Sabiñánigo (Huesca). Sin embargo, según declara la UTE contratista de los trabajos, el problema que les supuso la dureza no prevista del terreno, les generó un sobrecoste de 5,4 M€, cantidad que ahora reclama ante los tribunales de la DGA.

La sociedad pública ejecutó la dirección técnica de esta obra, mientras que la adjudicataria de los trabajos han sido la Unión Temporal de Empresas (UTE) compuesta por Urbaser S.A. & Marcor Ebro S.A. & Geotecnia y Cimientos S.A.

Por la sala de vistas de los juzgados de la Plaza del Pilar, han declarado varios técnicos que trabajaron en esta obra, quienes han señalado que hubo que usar una maquinaria diferente a la que en un principio era necesaria, lo que provocó un “sobrecoste” que, ahora, exigen. Complementariamente, han asegurado que la oferta “sólo tuvo un plazo de un mes, por lo que no hubo el tiempo necesario para hacer las pruebas”.

En este sentido, también han criticado que la información previa que se les remitió fueron “tan sólo siete hojas con datos insignificativos para saber cómo era el terreno en que se iba a trabajar”.

Asimismo, han afirmado que propusieron a Sodemasa una medida mucho más barata que era aplicar voladuras, pero que esta empresa dependiente del Departamento de Medio Ambiente les dio una respuesta negativa y les puso como ejemplo “los problemas generados en la autovía a Jaca”.

Una solicitud que ha sido rebatida por el letrado representante del Ejecutivo autonómico que les ha preguntado “en dónde se registró dicha opción” y que ha sido respondido por uno de estos trabajadores que “en ningún sitio, ya que fue hablada en las diferentes conversaciones mantenidas en el transcurso de las obras”.

Con esta actuación, el Gobierno de Aragón pretendía resolver de manera definitiva la contaminación del vertedero de Bailín, dentro de la estrategia de descontaminación integral de todos los terrenos afectados por la actividad de Inquinosa.

Las obras que anunció el Departamento de Medio Ambiente en 2009 adjudicaba la mayor obra de descontaminación de suelos en Aragón con un coste de trece millones de euros.

El calendario que diseñó la DGA en aquel momento tenía tres fases: la primera, en la que se construía las infraestructuras auxiliares destinadas a permitir la operación de desmantelamiento, así como un nuevo vaso de vertedero con capacidad de 200.000 metros cúbicos. Con esta actuación, se pretendía evitar el riesgo que produciría dejar indefinidamente los suelos contaminados en su situación actual, a pesar de todos los trabajos realizados ya y la inversión acometida.

En el plan también estaban previstas las operaciones de desmantelamiento del actual vertedero y la gestión de los residuos, el traslado y depósito en la nueva celda. Además de todo esto, también comprendía los trabajos de sellado del vertedero y la restauración paisajística.

La empresa Industrias Químicas del Noroeste, S.A. (Inquinosa) comenzó su actividad hace más de 30 años, antes de que existiera la Administración autonómica, y cuando la legislación ambiental que aplicaba la Administración del Estado no establecía criterios tan exigentes como los actuales para la correcta gestión de los residuos. Durante el periodo en el que desarrolló su actividad, desde 1974 hasta 1987, la empresa generó residuos derivados de la fabricación del lindano, que se depositaron sin un tratamiento específico y adecuado en los vertederos de residuos urbanos de Sabiñánigo, ubicados en las zonas de Sardas y Bailín.

Ante la falta de respuesta de la empresa para asumir sus responsabilidades, requerida para ello judicialmente sin que diera frutos, tuvo que ser el Gobierno de Aragón el que actuara de manera subsidiaria, con colaboración financiera.

Fuente: Aragondigital.es

Twitter Facebook

SEARCH

INCOMING EVENTS